Popovers con moras

IMG_1810

Hace tiempo que tenía en el tintero la receta de los popovers. La traducción de este nombre tan rumboso es “saltar por encima” y supongo que se refiere a la masa que sube por las cavidades del molde y lo supera cuando se está horneando. Aunque en mi caso, más que saltar ha dado un pasito largo porque no tengo el molde adecuado, que es como el de muffin pero más estrecho y largo y no ha subido hasta arriba todo lo que la receta exige.

A parte de este pequeño fallito estético, entiendo que el sabor es el mismo independientemente del molde. Es como una masa de crep hueca y la versión dulce para desayunar está muy buena. A ver si pruebo también a hacer la salada.

Además es rápido de hacer y nada, nada difícil. Vamos, una bicoca de receta.

Puse en el interior moras que tenía congeladas de la recolección veraniega, pero cualquier fruto rojo le pega de maravilla. Después mantequilla y mermelada rica, rica y a desayunar!!!

IMG_1814

POPOVERS CON MORAS FRESCAS

  • 2 huevos medida L
  • 125 grs de harina
  • 220 ml de leche
  • 10 grs de mantequilla
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • Mantequilla derretida o spray antiadherente para pintar el molde
  • Moras

Mientras se va calentando el horno batimos en un bol la leche, los huevos y la mantequilla con una batidora eléctrica hasta que la mezcla quede esponjosa.Llenamos las cavidades del molde con la mezcla en 2/3 partes y añadimos algunas moras. Horneamos unos 30-40 minutos. Deberán estar inflados y dorados.

Hay que servir calientes o tibios, acompañados de mermelada y mantequilla y cubiertos con una generosa capa de azúcar glas.

Añadimos la harina, la sal y el azúcar y removemos con una espátula de silicona hasta que la mezcla esté sin grumos. Hay que tener cuidado y no sobremezclar: solo lo justo para tener una masa homogénea.

Precalentar el horno a 190º y engrasar la bandeja con mantequilla derretida o spray antiadherente.

Mientras se va calentando el horno batimos en un bol la leche, los huevos y la mantequilla con una batidora eléctrica hasta que la mezcla quede esponjosa.

Añadimos la harina, la sal y el azúcar y removemos con una espátula de silicona hasta que la mezcla esté sin grumos. Hay que tener cuidado y no sobremezclar: solo lo justo para tener una masa homogénea.

Llenamos las cavidades del molde con la mezcla en 2/3 partes y añadimos algunas moras. Horneamos unos 30-40 minutos. Deberán estar inflados y dorados.

Hay que servir calientes o tibios, acompañados de mermelada y mantequilla y cubiertos con una generosa capa de azúcar glas.

IMG_1813

Tarta de fruta de la pasión con ganache de chocolate

FullSizeRender

Esta receta merecía una entrada hace días, pero entre unas cosas y otras, la verdad es que me despisté completamente.

Es una tarta riquísima que hice para celebrar el cumpleaños de mi papi: un adolescente rebelde de 7?? añitos de nada.

El bizcocho es el del yogur: admite tantas variantes y posibilidades !!! Utilicé pasta concentrada para dar sabor. Me gusta mucho más que las esencias y colorean la masa de una forma muy suave.

TARTA DE FRUTA DE LA PASIÓN CON GANACHE DE CHOCOLATE

Bizcocho yogur

  • 1 yogur natural
  • 1 medida del yogur de aceite (utilizo de girasol o de oliva suave, la variedad arbequina)
  • 2 medidas del yogur de azúcar
  • 3 medidas del yogur de harina
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura (Royal)
  • 1 cucharadita de pasta concentrada de fruta de la pasión

Ganache de chocolate

  • 200 grs de chocolate de postre para fundir
  • 200 grs de nata líquida
  • 50 grs de mantequilla

Relleno

  • Mermelada de melocotón
  • Confeti de azúcar para decorar

IMG_1838

Bizcocho de yogur

Precalentar el horno a 180ºC.

Con la batidora de varillas batir los huevos con el azúcar durante unos 5 minutos a máxima velocidad.

Añadir el yogur, el aceite, la pasta concentrada  y mezclar 10 minutos más. Incorporar la harina tamizada con la levadura a velocidad baja-media.

Verter la mezcla en un molde encamisado con mantequilla o spray antiadherente y hornear 35/40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. Yo lo hice como os he explicado pero con una pequeña diferencia y es dividiendo la masa en dos y horneando dos veces, de esta forma no hace falta cortar el bizcocho por la mitad.

Dejar 10 minutos dentro del molde, encima de una rejilla y pasado este tiempo desmoldar y dejar sobre la rejilla hasta que esté completamente frío.

Ganache de chocolate

Se pone la nata a calentar y antes de que hierva se retira del fuego. Se añade el chocolate y se mezcla bien. Cuando esté integrado se añade la mantequilla.

Es conveniente preparar la ganache con un par de días de antelación y una vez fría, conservar en la nevera hasta el momento de su utilización. Ahora que ya lo tenemos todo, vamos a la preparación y montaje.

Antes de empezar el montaje nos aseguramos que los dos bizcochos están lo más preparados posibles para recibir la cobertura. Con un rallador finito raspamos todas la irregularidades que pueda tener. Después pasamos un pincel para deshacernos de las migas.

Entre los dos bizcochos ponemos una capa generosa de mermelada de melocotón y cubrimos con una fina capita de ganache de chocolate. Dejamos en la nevera hasta que se haya endurecido.

Ponemos la ganache restante en el microondas unos segundos hasta que tenga una consistencia un poco (no demasiado) líquida. Colocamos el bizcocho en una rejilla y debajo de esta un plato (ahora veréis porqué) y vertemos la ganache por encima. Dejamos que vaya cayendo por todo el bizcocho (y el que sobra va al plato). Antes de endurecerse decoramos con confeti de colores.

IMG_1836

 

Chocolate buttermilk cake y galletas para celebrar 50 añitos!!!

FullSizeRender

Pastel de 50 aniversario rosa, blanco y negro y galletas ¡!!!!!!

¡50 añitos! Esos son los que ha cumplido mi cuñada Lourdes y como una cifra tan … digamos redonda, se merece una celebración así lo hemos hecho. Nos hemos puesto elegantes y hemos ido de cenita. Y como mi sobrina Georgina (la hija de la homenajeada) es un encanto, me ha encargado el pastel para la celebración.

¡Vaya responsabilidad! No tenía muy claro cómo hacerlo, la única premisa que me marqué era que hiciese juego con las galletas que ya tenía pensadas.

Manos a la obra: rosa, blanco y negro, con un gran lazo y las iniciales de mi cuñada.

Finalmente ha quedado con un aire muy femenino como no podía ser menos y acorde con la cumpleañera.

El bizcocho es un Chocolate Buttermilk Cake relleno con mermelada de frutos del bosque. Todo cubierto con una fina capa de ganache de chocolate con frutos del bosque y decorado con fondant. El Red Velvet es para mí el mejor bizcocho del mundo mundial. Esponjoso y jugosito, no hay ninguno comparable. Y si lo acompañamos de un frosting de queso es lo más. Así que cuando descubrí la posibilidad de hacer un bizcocho de chocolate utilizando buttermilk no me lo pensé dos veces.

IMG_1815 - copia

Recetas hay muchas. Bueno, muchas no, lo siguiente. Así que adapté algunas cosillas y salió la que os presento hoy. No es excesivamente dulce, pero si increíblemente tierna. Muy, muy, rica. Para mí un imprescindible bizcocho de chocolate para comer tal cual, cubierto de azúcar glas o utilizar como base para una tarta de fondant. Según mi marido, le recordaba mucho al Tigretón ¿os acordáis?

Con las medidas indicadas me salieron dos bizcochos de 18 cms. Como siempre, se puede adaptar y si utilizáis un único molde de 20 ó 24 cms también os quedará perfecto.

Moltes felicitats Lourdes!!! Un petonàs moooolt gran i què aquest any sigui estupendííííííííííííííííííííssim!!!!!

IMG_1823

CHOCOLATE BUTTERMILK CAKE CON ALMIBAR DE FRESITAS Y GANACHE DE FRUTOS DEL BOSQUE

2 moldes de 18 cms

  • 4 huevos medida L
  • 35 grs de mantequilla
  • 140 grs de aceite de girasol o de oliva suave
  • 250 grs de azúcar
  • 175 grs de harina
  • 220 grs de chocolate negro de postres
  • 65 grs de chocolate en polvo (utilizo Valor)
  • 1 tsp (5 grs)de bicarbonato
  • ½ tsp (2,5 grs)de levadura química
  • ¼ tsp (1,25 grs)de sal
  • 1 tsp (5 grs) de esencia de vainilla o café
  • 240 ml de buttermilk (se puede comprar hecho, pero si no lo encontráis la receta casera es poner 1 cucharada de limón en 240 ml de leche y dejar reposar unos 15 minutos. Se formará una especie de yogur cortado).

Ganache de chocolate negro con frutos del bosque

  • 100 grs de chocolate Torras negro con frutos del bosque
  • 100 grs de nata líquida
  • 25 grs de mantequilla

Almíbar de fresitas del bosque

  • 100 grs azúcar
  • 100 ml agua
  • 2 cucharaditas de pasta concentrada de fresitas del bosque

Decoración

  • 1 bote de mermelada de frutos del bosque
  • 1 kg de fondant rosa (o blanco y colorante rosa)
  • Fondant negro (o blanco y colorante negro)
  • Perlitas blancas de azúcar

Precalentar el horno a 170º y preparar el molde elegido untándolo de mantequilla y espolvoreando harina o como hago últimamente y que me parece genial, con spray antiadherente. Reservar.

Poner en un bol el chocolate, polvo de cacao y la mantequilla y cubrir con film transparente. Introducir en el microondas a media potencia para que se funda. Yo lo hago en tandas de 1 minuto.

Poner en el bol de la batidora los huevos con el azúcar y batir hasta que la mezcla blanquee y aumente un poquito de volumen. Incorporar el aceite y batir un poco más. Finalmente añadir la mezcla de los dos tipos de chocolate y mantequilla y mezclar hasta que esté todo bien combinado.

Tamizar los ingredientes secos: harina, bicarbonato, levadura y sal y reservar. Incorporar a la mezcla anterior en tres veces, intercalando el buttermilk mezclado con la esencia escogida. Es decir: un tercio de ingredientes secos, la mitad del buttermilk, otra vez los secos, más buttermilk y acabando con los secos. Es aconsejable utilizar una espátula de silicona y así evitar un exceso de batido. Si lo hacéis con batidora eléctrica hay que ser cuidadosos y parar de batir justo cuando los ingredientes estén mezclados.

Verter la mezcla en dos moldes (o en uno más grande) y hornear. Programar 35/40 minutos. Pasado ese tiempo, pinchar para ver que tal va la cocción. Si es necesario podéis ir añadiendo minutos. Yo lo hago de 10 en 10 hasta que la cocción ha finalizado. Pero ya sabéis, cada horno es un mundo.

Sacar del horno. Dejar enfriar dentro del molde durante 10 minutos. Después desmoldar y disponer sobre una rejilla hasta que esté completamente fríos. Lo suyo es hacerlo de un día para otro para que se asiente bien o incluso congelarlo.

IMG_1815

Almíbar de fresitas del bosque

Poner a hervir el agua con el azúcar hasta conseguir un almíbar no demasiado espeso. Retirar del fuego y añadir la pasta concentrada. Bañar el bizcocho cuando el almíbar esté completamente frío.

Ganache de chocolate negro con frutos del bosque

Se pone la nata a calentar y antes de que hierva se retira del fuego. Se añade el chocolate y se mezcla bien. Cuando esté integrado se añade la mantequilla.

Es conveniente preparar la ganache con uno o dos días de antelación y una vez fría, conservar en la nevera hasta el momento de su utilización. Ahora que ya lo tenemos todo, vamos a la preparación y montaje.

Montaje del pastel

El día anterior

Para que tanto el lazo como las letras estuviesen secos, tuve la precaución de hacerlos el día anterior.

Podéis ver en éste fantástico tutorial que he encontrado en la red como confeccionar un lazo de fondant. ¡Menos mal qué la gente es solidaria y no le importa compartir su trabajo!

A partir de aquí y utilizando la plantilla que hemos hecho de las letras, estiramos el fondant negro y vamos recortando.

Espolvoreé un poco de purpurina comestible irisada sobre el lazo y las letras. Dejar secar.

El mismo día

Quitar el copete o la capa superior al bizcocho. No os preocupéis, no se desperdicia, siempre hay alguna alma caritativa dispuesta a dar buena cuenta. Otra opción es utilizar este bizcocho recortado para hacer cake pops.

Rascar los laterales y la parte superior con un rallador. Así lo igualáis y al cubrir con el fondant no se notarán las imperfecciones. Como la parte inferior del bizcocho está más perfecta le daremos la vuelta y así la parte superior que hemos cortado quedará abajo

Pintar con almíbar. Al contrario de otros bizcochos, este es bastante húmedo así que no es necesario mojar mucho. Untar con mermelada uno de los bizcochos y tapar con el otro. Si os parece que alguno de los bizcochos ha subido más que el otro, podéis abrirlo por la mitad y hacer tres capas. Cubrimos completamente los laterales y la parte superior con una capa finita de ganache de chocolate. Reservar en la nevera para que coja cuerpo el chocolate y sea más fácil cubrir con el fondant.

Ahora seguimos con el fondant: si es el caso, teñimos y después ¡a estirar! Con el rodillo alisar un poco, levantar, volver a estirar, volver a levantar y así sucesivamente hasta tener el grueso y la medida deseados. Para que el fondant no se quede enganchado en la superficie espolvorear un poco de azúcar glas o maicena.

Una vez esté listo y con el bizcocho ya fuera de la nevera, envolver el fondant en el rodillo y cubrir. Es muy moldeable, como una plastilina y no os costará ir adaptándolo a la forma del bizcocho. Finalmente recortar el sobrante con un cortapizzas y ya está: ya tenemos la base de nuestro pastel.FullSizeRender

 

Volvemos a estirar el fondant negro y con una boquilla hacemos pequeños lunaritos que pondremos encima de una tira de fondant blanco. Pasamos el rodillo y los topitos negros quedarán “incrustados” en el fondant blanco. Cortamos a una anchura de unos 3 ó 4 cms y utilizando como pegamento un poquito de agua o leche condensada, la situamos alrededor del pastel en la parte baja. Hay que tener cuidado y dejar la unión donde colocaremos el lazo.

Paso siguiente situar el lazo y las letras en la parte superior del pastel. Et voilà!!! Nuestro pastel de celebración ya está dispuesto a ser devorado.

Completé el conjunto con unas galletas (aquí encontraréis la receta) siguiendo la receta de siempre y decorando con fondant.

FullSizeRender (1)  IMG_1834

 

Mousse de café. Reto Tía Alia noviembre

IMG_1805

El reto de Tía Alia continua saltando de blog en blog y este mes nos sorprende en Cocinando con Neus.

No tuve ninguna duda cuando vi la receta dulce. La mousse de café hace tiempo que está en la recamara de las recetas de ya-haré-un-día-de-estos. Así que modifiqué un poquito (un poquito muuuyyy pequeñito) la receta de Tía Alia y cubrí la mousse con nata aromatizada. Para hacerlo utilicé esencia de café, pero también se puede infusionar café en grano en nata líquida. Y opciones hay muchas, porque una nata aromatizada al cacao también quedaría muy bien.

RTA DULCE

 Ahora a ver dónde se aloja el reto el mes próximo y con qué recetas nos sorprende, ¿se habrá dado cuenta tía Alia que ya será un reto navideño?

Para la mousse de café

  • 2 tazas de café espresso
  • 150 ml de nata líquida
  • 15 grs de azúcar glas
  • 2 huevos

Para la nata aromatizada

  • 125 ml. nata líquida
  • Aroma de café
  • 10 gr azúcar glas
  • 1/2  hoja de gelatina
  • Cacao en polvo

Preparación mousse café

En un bol batir la nata líquida. Cuando esté bien montada dejar reposar un rato en el frigorífico mientras continuamos con el resto de la receta.

Poner al fuego un cazo con el café y el azúcar y  llevar a ebullición durante 5 minutos. Reservar.

Separar las claras de las yemas y batir bien estas últimas. Añadir el café tibio o frío y continuar batiendo hasta que el conjunto esté bien integrado.

Añadir con mucha suavidad y poco a poco a la nata montada utilizando una espátula de silicona y con movimientos envolventes.

Introducir durante un par de horas en el refrigerador.

IMG_1806

 Preparación nata aromatizada

Aromatizar 100 ml de nata con esencia de café y montar con el azúcar glas.

A parte poner en agua fría la gelatina en hoja. Cuando esté blanda, escurrir y añadir a 25 ml. de nata tibia. Unir a la nata montada y refrigerar un mínimo de dos horas.

Montar rellenando ¾ partes de la taza con la mousse de café y rellenando el resto con la nata aromatizada. Espolvorear con cacao amargo.

Se puede acompañar de cualquier tipo de galletita crujiente y no muy dulce.

IMG_1808

Tarta piñata con bizcocho de yogur

 IMG_0083

De verdad que no lo sé, ignoro qué mecanismo hizo que me olvidase del socorrido, fácil y riquísimo bizcocho del yogur y que después de tantas entradas en el blog no le hubiese dedicado el lugar que se merece. Estoy segura que si hacemos una encuesta es el primer bizcocho con el que la mayoría de nosotros hemos comenzado nuestros pinitos en repostería.

La iluminación me vino de golpe, cuando pensando qué bizcocho utilizaría para la TARTA PIÑATA que quería hacer para el cumpleaños de mi sobrino Àlex (si, el mismo de las galletas de Mario Bros) me acordé de la receta en cuestión.

Las cantidades básicas son para un bizcocho de diámetro 20-22 cms, pero como mi intención era hacer la tarta un poco más pequeña utilicé moldes de 18 cms y dividí la masa en dos para hornear. Repetí la receta dos veces porque necesitaba 4 bizcochos.

En el básico (o al menos, el que hacía mi madre) llevaba ralladura de limón, pero si algo tiene de bueno este bizcocho es que puedes tunearlo a tu gusto substituyendo la ralladura de limón por cualquier sabor, añadiendo a la masa trozos de fruta, pepitas de chocolate o como hice yo substituyendo el yogur natural por yogur de fresa y añadiendo pasta concentrada de fresitas del bosque para intensificar el sabor. ¿Habéis probado las pastas concentradas? Son una pasada, el sabor que aportan es muy natural, nada artificial e incluso dan color a las masas.

 IMG_0082

La TARTA PIÑATA es muy divertida y además con posibilidades de decoración ilimitadas: se puede teñir la masa de colores, rellenar con dulces, caramelos o algún pequeño regalo (¿un huevo de Pascua, por ejemplo?). La cara que ponen los niños (y los no tan niños) al hacer el corte es digna de ver. El ¡ohhhh! está asegurado.

Decidí cubrirla con un buttercream de chocolate blanco, porque me pareció que iba estupendo con los sabores de fresa del bizcocho.

TARTA PIÑATA CON BIZCOCHO DE YOGUR

Bizcocho yogur

  • 1 yogur de fresa
  • 1 medida del yogur de aceite (utilizo de girasol o de oliva suave, la variedad arbequina)
  • 2 medidas del yogur de azúcar
  • 3 medidas del yogur de harina
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura (Royal)
  • Pasta concentrada de fresitas del bosque

Buttercream de chocolate blanco

  • 250 grs de mantequilla
  • 250 grs de icing sugar
  • 2 cucharadas de leche semidesnatada
  • 150 grs de chocolate blanco (utilicé Nestlé postres)

Relleno

  • Mermelada de fresa
  • M&M’s, Lacasitos, golosinas …
  • Confeti de colores para decorar

IMG_0081

Bizcocho de yogur

Precalentar el horno a 180ºC.

Con la batidora de varillas batir los huevos con el azúcar durante unos 5 minutos a máxima velocidad.

Añadir el yogur, el aceite, la pasta concentrada  y mezclar 10 minutos más. Incorporar la harina tamizada con la levadura a velocidad baja-media.

Verter la mezcla en un molde encamisado con mantequilla o spray antiadherente y hornear 35/40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. Yo lo hice como os he explicado pero con una pequeña diferencia y es dividiendo la masa en dos y horneando, de esta forma no hace falta cortar el bizcocho por la mitad.

Dejar 10 minutos dentro del molde, encima de una rejilla y pasado este tiempo desmoldar y dejar sobre la rejilla hasta que esté completamente frío.

 IMG_0086

Buttercream de chocolate blanco

Derretimos en el microondas el chocolate (siempre en tandas de cómo máximo 30 segundos) y dejamos enfriar.

Tamizamos el icing sugar y lo batimos con la mantequilla y la leche a velocidad baja durante un minuto. Aumentamos la velocidad y batimos cinco minutos más mientras incorporamos poco a poco el chocolate tibio.

Dejamos enfriar totalmente antes de utilizarlo para decorar.

Montaje de la tarta

Tenemos los 4 bizcochos fríos. Cogeremos los dos que pondremos en la parte central de la tarta y con un aro emplatador o un cortapastas haremos un agujero central.

Montaremos de la siguiente manera: untaremos de mermelada una plancha de bizcocho NO agujereada, sobre ella dispondremos otra plancha pero en este caso agujereada. Cubrimos con mermelada y montamos la otra plancha que tenemos también agujereada. Rellenamos el hueco que queda en el centro de la tarta con caramelos, golosinas, etc. Untamos más mermelada en el bizcocho y tapamos con la plancha que nos queda sin agujero. Fase 1 del montaje finalizada.

Y aquí el segundo descubrimiento de la jornada (el primero fue la pasta concentrada): un fantástico plato giratorio. La verdad es que no hay color en cubrir una tarta con o sin él: la tarea es más fácil y el resultado mucho mejor. Cubrimos bien todo el exterior del bizcocho con una fina capita de buttercream de chocolate blanco y refrigeramos hasta que se haya endurecido.

Repetimos la operación dejando una capa más gruesa y antes que esté completamente seca adornamos con confeti de colores.

Os dejo un enlace al blog de El Rincón de Bea dónde da una explicación increíblemente buena de como cubrir un layer cake.

Y nada … a partir de aquí, se hace el corte y el ohhhhhhhhhhhhhhhhh! general:

IMG_1746

Tarta de fondant del Futbol Club Barcelona

IMG_1793

Pues si, en casa son/somos del Barça. Unos más, otros mucho más y otros hasta la médula … y mi sobrino Àlex (el de las galletas de Mario Bros) celebraba con sus amigos una fiesta futbolera y me dijo que el pastel tenía que ser si o si del Barça (el año pasado fue un campo de fútbol, es que el niño nos ha salido muuyyy futbolero)

Realmente al principio no lo tenía muy claro, pero dándole vueltas al tema vi que tampoco no era taaaaaan complicado. Como bizcocho base utilicé el MSC (Madeira Sponge Cake) bañado en almíbar de vainilla y relleno con mermelada de fresa. Además, para darle un toque todavía más “blaugrana” teñí los bizcochos de color azul y rojo (lo siento, no tengo fotografía del corte. Olvidé pedir una foto a mi hermano y a mi cuñada).

IMG_1799

Saqué una plantilla del escudo (bendito internet) que me sirvió de base para cortar los tres bizcochos. Otra plantilla un poco más pequeña fue mi guía para el escudo de fondant. Y corta y pega, corta y pega … salió la tarta.

Soy bastante crítica con lo que hago y nunca estoy satisfecha del todo, lo más que consigo es un “moderadamente contenta” pero esta vez creo que quedó muy bien.

El cliente principal estaba muy contento y el abrazo que me dió cuando vino a recoger la tarta fue el mejor regalo del mundo. Además, me han dicho que gustó mucho y que no quedó ni un trocito (y era para 30 raciones!!!).

MADEIRA SPONGE CAKE

Molde de 24/25 cms

  • 9 huevos
  • 450 grs de mantequilla sin sal
  • 450 grs de azúcar
  • 675 grs de harina
  • 18 grs de levadura química
  • 1 pellizco de sal
  • Sabor al gusto (utilicé de vainilla)

Almíbar de vainilla

  • 150 grs azúcar
  • 150 ml agua
  • Extracto de vainilla

Ganache de chocolate

  • 200 grs de chocolate de postre para fundir
  • 200 grs de nata líquida
  • 50 grs de mantequilla

Decoración

  • 1 ó 2 botes de mermelada de fresa para rellenar
  • 1 kg de fondant marrón sabor chocolate
  • Fondant blanco y colorantes o fondant teñido de color azul, rojo, amarillo y naranja.

Precalentar el horno a 160º y preparar el molde untándolo de mantequilla y espolvoreando harina o como hago últimamente y que me parece genial, con spray antiadherente. Reservar.

Tamizar los ingredientes secos: harina, levadura y sal y reservar.

IMG_1794

Poner en el bol de la batidora la mantequilla con el azúcar y batir hasta que la mezcla blanquee y aumente un poquito de volumen. Sin dejar de batir añadir los huevos uno a uno. No poner el siguiente hasta que el anterior no esté completamente integrado.

Llegados a este punto, añadir la mezcla de ingredientes secos cucharada a cucharada, sin dejar de batir y de la misma manera que hemos hecho con los huevos, es decir, no añadir más hasta que la harina anterior no esté integrada.

Dividir la mezcla lo más exactamente posible en tres partes y teñir dos en azul y una en rojo.

Verter la mezcla en el molde y hornear. Programar 35 minutos. Pasado ese tiempo, pinchar para ver que tal va la cocción. Es un bizcocho denso y de cocción lenta y lo más probable es que tengáis que ir añadiendo minutos. Yo lo hago de 10 en 10 hasta que la cocción ha finalizado. Pero ya sabéis cada horno es un mundo.

Sacar del horno. Dejar entibiar y desmoldar en una rejilla hasta que esté completamente frío. Como ya os he comentado lo congelé, pero si no podéis o no queréis, necesita estar completamente frío antes de decorarlo. Y mejor con un día de antelación.

Volver a repetir la operación con el segundo y el tercer bizcocho.

Si os parece que vuestra batidora no aguantará el batido de tanta masa, se pueden dividir los ingredientes en tres y repetir toda la receta tres veces.

Almíbar de vainilla

Poner a hervir el agua con el azúcar hasta hacer un almíbar no demasiado espeso. Retirar del fuego y añadir la vainilla al gusto. La cantidad depende de si es en polvo, pasta o líquido. Bañar el bizcocho cuando el almíbar esté completamente frío.

Ganache de chocolate

Se pone la nata a calentar y antes de que hierva se retira del fuego. Se añade el chocolate y se mezcla bien. Cuando esté integrado se añade la mantequilla.

Es conveniente preparar la ganache con un par de días de antelación y una vez fría, conservar en la nevera hasta el momento de su utilización. Ahora que ya lo tenemos todo, vamos a la preparación y montaje.

Montaje del pastel

Quitar el copete o la capa superior al bizcocho. No os preocupéis, no se desperdicia, siempre hay alguna alma caritativa dispuesta a dar buena cuenta. Otra opción es utilizar este bizcocho recortado para hacer cake pops.

Rascar los laterales con un rallador. Así lo igualáis y al cubrir con el fondant no se notarán las imperfecciones. Como la parte inferior del bizcocho está más perfecta le daremos la vuelta y así la parte superior que hemos cortado quedará abajo

Con un pincel bañar con almíbar cada una de los bizcochos. Sed generosos, ganará en esponjosidad.

Untar con mermelada uno de los bizcochos y cubrir con el otro y repetir la operación con el que falta.

Poner encima la plantilla e ir marcando poco a poco y cortando con mucho cuidado. Es preferible tardar un poquito a dar un corte de más que no tenga vuelta atrás.

Ahora que ya tenemos el esqueleto de nuestro escudo, cubrimos completamente los laterales y la parte superior con el ganache de chocolate. Reservar en la nevera para que coja cuerpo el chocolate y sea más fácil cubrir con el fondant.

Si es el caso, teñir el fondant y estirar. Con el rodillo alisar un poco, levantar, volver a estirar, volver a levantar y así sucesivamente hasta tener el grueso y la medida deseados. Para que el fondant no se quede enganchado en la superficie podéis espolvorear un poco de azúcar glas.

Una vez el fondant esté listo y con el bizcocho ya fuera de la nevera, envolver el fondant en el rodillo y cubrir el MSC. Es muy moldeable, como una plastilina y no os costará ir adaptándolo a la forma del bizcocho. Finalmente recortar el sobrante con un cortapizzas y ya está: ya tenemos la base de nuestro escudo forrada de fondant.

A partir de aquí y utilizando la plantilla más pequeña, vamos recortando las diferentes partes del escudo. Si es necesario teñimos el fondant. Poco a poco irá cobrando forma hasta quedar un estupendo escudo del Barça.

IMG_1800

Castanyada, Halloween, Castaween …

IMG_1760

Por esas cosas de la informática (o de la propia ignorancia …) que no sabes porqué narices pasan, preparé este post la semana pasada para que saliese el 31 de octubre, pero … oh! no salió!!!! Juro y perjuro que lo dejé bien preparadito, pero en fin, aquí va. Puede servir también para el año que viene.

Castanyada, Halloween, Castaween … el nombre no importa. Lo importante es pasar un buen rato rodeado de aquellas personas a las que queremos y disfrutando de su compañía y en nuestro caso, aquí en Catalunya, comiendo panellets, castañas y boniatos y combinando la tradición con galletas y cupcakes, calabazas y monstruos, que nos recuerdan que otras costumbres se han ido afianzando entre nosotros.

IMG_1761

Feliz lo-que-más-te-guste-y-prefieras!!! Feliz todo!!!!

IMG_1758