Vasitos de crema de limón (Lemon curd) helada con chips de limón. Reto Tía Alia.

IMG_0015

Ya hemos dejado atrás el veranito y nos centramos en el otoño. Y ¿cómo lo sabemos? A parte de lo más obvio que es la vuelta a la rutina, el principio del fresquito y los anuncios de ese gran almacén (El Corte Inglés vaya, que va a dar lo mismo que yo les haga propaganda o no) que nos dice que hay que renovar el vestuario y comprar ropa de invierno aunque estemos todavía a 25º, pués como decía, además de todo esto, lo sabemos porque vuelven los retos gastro/blogueros.

la foto

Y el de Tía Alia viene renovado. Al reto en cuestión le ha gustado la vida disipada y no tiene intención de quedarse en un blog de manera fija. Así que irá pululando de uno a otro. Y este mes le ha tocado a Con las zarpas en la masa.

Las dos recetas son, como es habitual, estupendas. Y la dulce tiene un ingrediente al que nunca me resisto: el limón.

Y como es un reto tan liberal, nos permite ser un poco infieles a la receta original y experimentar para dar nuestro toque particular. Así que aquí os dejo mi versión de la Crema helada al limón de Tía Alia.

IMG_0005

VASITOS DE CREMA DE LIMÓN (LEMON CURD) HELADA CON CHIPS DE LIMÓN

Base de galletas

  • 200 grs de galletas
  • 80 grs de mantequilla derretida

Crema de limón helada

  • 500 ml. de leche
  • 4 yemas de huevo
  • 150 grs de azúcar
  • Un trocito de piel de limón
  • 100 grs de lemon curd

Cobertura de gelatina de lemon curd

  • 150 gr. de lemon curd.
  • 3 hojas de gelatina.
  • 50 ml de agua con unas gotas de zumo de limón

Chips de limón

  • 1 limón
  • Azúcar glas

Como los chips de limón necesitan un buen rato de horno los preparamos lo primero para que estén listos al finalizar el postre.

Precalentar el horno a 120 – 130ºC. Cortar rodajas de limón muy finitas (con la mandolina o con un cuchillo bien afilado). Disponer en una bandeja de horno sobre un tapete de silicona o papel de hornear y espolvorear abundante azúcar glas.

Introducir en el horno durante unas 2 horas vigilando y dando la vuelta cuando sea necesario.

IMG_0002

Cuando estén un poco doraditas y caramelizadas sacar del horno y colocar sobre una rejilla para que se sequen y enfríen bien. Reservar.

Seguimos con la base de galletas: ponemos la mantequilla a derretir en el microondas. Con unos 20 segundos (dependiendo de la potencia del micro) será suficiente. Mientras picamos las galletas (trituradora, mortero, metidas en una bolsa y pasando por encima el rodillo … todo sirve). Se mezcla bien con la mantequilla derretida y se cubre el fondo de los moldes pequeños o molde grande si es individual, que utilicemos. Reservar en la nevera.

Para la crema de limón helada se pone a hervir la leche en un cazo con la piel del limón. En un bol a parte se baten ligeramente las yemas con el azúcar. El batido ha de ser muy breve para que las yemas no pierdan el color.

Apartar la leche del fuego y añadir poco a poco a la mezcla de yemas y azúcar. Disponer nuevamente la mezcla en el cazo y llevar al fuego teniendo mucho cuidado en no hacer hervir la mezcla, removiendo continuamente hasta que espese.

Retirar del fuego y añadir el lemon curd.

Verter sobre la base de galletas e introducir en el congelador unas horas hasta que coja cuerpo y podamos cubrir con la gelatina de lemon curd que prepararemos calentando en el microondas los 50 ml. de agua con limón e hidratando en un bol aparte las hojas de gelatina con agua.

Cuando las hojas de gelatina estén hidratadas las escurriremos y mezclaremos con el agua caliente hasta su total disolución. Finalmente añadimos el lemon curd.

Sacar los vasitos del congelador y cubrir con la gelatina.

Si queremos un postre totalmente congelado volvemos a introducirlos en el congelador. Por el contrario, si preferimos una textura más cremosa los podemos dejar en el frigorífico hasta que la gelatina cuaje.

Para servir adornamos con los chips de limón. Yo además tenía unas moras congeladas de este verano y me pareció un buen acompañamiento.

IMG_0002 - copia

Crepes rellenos de fruta y salsa de chocolate blanco

la foto 2 (1)

Las crepes son unas tortitas tan versátiles que pueden solucionarnos una comida (si hacemos una versión salada) o un postre. O si mucho me apuras, la comida y el postre!!!

Las que os presento hoy son muy ricas … hechas con fruta, con la que más os guste. Se adaptan a ciruelas, fresas, manzanas y así hasta el infinito y más allá!!! Y con chocolate blanco. Riquísimas.

También se pueden hacer las crepes de chocolate de una manera muy sencilla, substituyendo 25 grs de harina por cacao en polvo, tipo Valor.

CREPES RELLENOS DE FRUTA Y SALSA DE CHOCOLATE BLANCO

Masa de crepes

  • 125 grs de harina
  • 50 grs de mantequilla
  • 15 grs de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 250 ml de leche
  • Mantequilla extra para untar la sartén

Relleno de fruta

  • Fruta al gusto (en mi caso 2 mangos y unas cuantas moras)
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • Mantequilla
  • Azúcar glasé

Salsa de chocolate blanco

  • 150 grs de chocolate blanco para postres
  • 200 ml de nata líquida

la foto 1 (1)

Masa: Poner en una jarra la mantequilla derretida (unos 30 segundos en el microonda serán suficientes), la leche y los huevos. Batir brevemente e incorporar la harina, el azúcar moreno y la sal. Mezclar perfectamente para evitar grumos. Si es necesario se puede pasar por un colador.

Pincelar con un poquito de mantequilla una sartén y poner a fuego medio. Verter un poco de masa, repartir y freir por ambos lados. Retirar y colocar en un plato no muy lejos del fuego para que no pierda el calor. Repetir la operación hasta acabar con la masa.

Relleno de fruta: Cortar el mango en trozos pequeños. Saltearlos en una sartén con la mantequilla y el azúcar moreno. En el último momento, añadir las moras para que no se deshagan mucho. Retirar del fuego y espolvorear con pimienta rosa.

Salsa de chocolate blanco: Calentar la nata. Trocear el chocolate blanco y añadir la nata caliente. Remover hasta que se haya fundido. Reservar hasta el momento de emplatar.

En una bandeja o en un plato preparar un lecho de salsa de chocolate, encima colocar una crepe  rellena de fruta y adornar con un poco más de salsa y/o espolvorear con un poquito de azúcar glasé.

la foto 4

Helado de té de jazmín con crostoli

 

FOTO 1

Uno de mis (muchos) puntos débiles es el té. Me encanta el breakfast, el chai, el té de jazmín … Y este último al ser tan aromático y con un toque tan sutil a jazmín me pareció muy apropiado para utilizarlo  como ingrediente principal en un helado. Nada más fácil: con una base clásica de crema inglesa y nata obtenemos un helado suave y original apto para todos los paladares pero sobretodo para los amantes del té.

El contrapunto crujiente a la cremosidad del helado lo conseguimos con unas galletas típicas del carnaval italiano: los crostoli. El nombre varía en función de la zona de Italia (frappe, chiacchiere, bugie, intrigoni …) pero el dulce es básicamente el mismo: una fina masa de harina, huevos y mantequilla cortada en pequeñas porciones, frita en aceite y cubierta de una generosa capa de azúcar glasé. Cambié algunas cosillas: anís en lugar de grappa y para armonizar mejor con el helado mezclé con el azúcar glasé  hojas de té trituradas.

Como ya sabéis, colaboro en la revista digital El toque blanche y éste helado es mi aportación del mes de septiembre. Se han publicado dos revistas: la de junio y la de septiembre y son muy interesantes ya que además de recetas se pueden encontrar consejos y artículos gastronómicos. Además, hasta han convocado un concurso de fotografía gastronómica!!!

FOTO 2

HELADO DE TÉ DE JAZMÍN CON CROSTOLI

Para el té de jazmín

  • 150 ml de leche
  • 150 ml de nata
  • 3 yemas
  • 60 grs de azúcar moreno
  • 8 grs de té verde de jazmín

Mezclar la leche con la nata y poner a calentar en un cazo sin que llegue a hervir. Retirar, añadir el té y dejar infusionar durante 30 minutos. Colar y reservar.

Mientras batir las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y añadir poco a poco y sin dejar de mezclar la infusión de nata y leche. Llevar al fuego y cocer muy lentamente sin dejar de remover hasta que empiece a hervir y espesar. Retirar del fuego y atemperar.

Colocar el compuesto en la nevera durante 1 hora, cubierto con papel film. Para evitar que haga costra el plástico deberá estar en contacto con la crema.

Pasado este tiempo verter en la heladera y mantecar durante 50 minutos (seguir las instrucciones del fabricante). Si no tenéis heladera, se pone el recipiente en el congelador y se mezcla cada 40 minutos hasta que el helado tenga la consistencia deseada. Y ya está listo para consumir.

Para los crostoli

  • 150 grs de harina
  • 35 grs de mantequilla
  • 35 grs de azúcar
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de anís
  • Ralladura de limón
  • Aceite de oliva suave o de girasol (para freir)
  • Azúcar glasé y hojas de té trituradas

Poner el un bol grande la harina tamizada, la ralladura de limón, el azúcar, la sal, la mantequilla a punto pomada, el anís y el huevo. Mezclar bien con las manos hasta obtener una masa compacta y maleable.

Formar una bola, tapar con papel film y dejar reposar en la nevera durante 1 hora.

Espolvorear la superficie de trabajo con un poco de harina y estirar la masa bien fina con ayuda de un rodillo. Cortar en rectángulos y freír en abundante aceite caliente.

Dejar escurrir sobre un papel de cocina y espolvorear con la mezcla de azúcar glasé y hojas de té trituradas.

FOTO 3

Guía dulce / cupckera de Londres

la foto

He pasado unos días en Londres. Unos fantastiquísimos días debería decir. Londres, mi family yo = felicidad máxima. Y si a esto sumamos que he recorrido unas cuantas bakerys, pués eso, el summum.

Londres es siempre diferente y aunque no era nuestro primer viaje no nos hemos aburrido ni un segundo.

Volviendo al tema de las bakerys, hay tantas, bueno tantas no … lo siguiente, que decidí centrarme en 3 ó 4, que al final fueron 5 y hacer el post sobre ellas. Evidentemente son mi elección y nuestra opinión (de los 4, of course, que para eso me sufrieron y siguieron por mi periplo londinense) y lo más probable es que no coincida totalmente con vosotros, pero como no soy la guía Michelin de los cupcakes, me he guiado por lo que mi/nuestro paladar nos ha dictado.

Como hay que empezar de alguna manera, lo haré por la que menos nos impactó (gustativamente hablando):

5. PRIMROSE BAKERY

69, Gloucester Av (Primrose Hill)

pbkry1

Hay dos pero nos decidimos por la más cercana a Candem Market y vosotros diréis ¿Primrose Bakery es la que menos te ha gustado? Pués si. Es una bakery muy bonita, con la fachada amarilla y un banco exterior dónde degustar los cupcakes si no se encuentra sitio dentro ya que es muy pequeñita (3 mesas). En la puerta su furgoneta de reparto y en el interior sus libros y todo tipo de decoraciones para adquirir.

Pedimos 3 cupcakes: Salted carammel, Vainilla y Chocolate con caramelo. Mis probadores oficiales no salieron muy convencidos y la verdad es que yo esperaba algo más espectacular (y no me refiero a cohetes o conejos saliendo de una chistera, jajajaja) tanto a nivel de frosting (en el de vainilla se notaba el azúcar) como la magdalena. Pero vaya, el local, los cupcakes, todo era taaaann chulo …

4. SWEET COUTURE

23 b New Road (cerca de Covent Garden)

scouture1

La encontraréis si váis desde Leicester Square a Covent Garden Market. No es tan bonita como la Primrose Bakery aunque es de un estilo parecido.

Los escogidos fueron: Red Velvet y Vainilla y los jueces dictaminaron que la magdalena estaba muy rica, pero que con un poquito menos de frosting habría estado mejor. ¡Duros de pelar estos jueces! En conjunto un aprobado y con buena nota.

3. LOLA’S CUPCACKES

14-18 Neal Street (Covent Garden)

lcupc1

Hay muchas repartidas por todo Londres, pero ya que estábamos en Covent Garden nos decidimos por ésta. No hay dónde sentarse, es una tienda de comprar y llevar.

Nuestra elección: Mini cupcakes de Red Velvet y Blackberry, además de un trozo de Carrot cake que tenían para degustar.

Nuestra opinión: estupendos, los mejores hasta el momento, tanto la magdalena como el frosting nos gustaron mucho. Totalmente aconsejable.

2. PEGGY PORSCHEN

116, Ebury Street (Belgravia)

porschen1

Ubicación y decoración perfectas. Una bakery con un aire british fantástico, sin llegar a ser cursi. Escogimos 3 cupcakes: Red velvet, of course, Salted carammel y Fresas con cava. ¡Fantásticos los tres! Aquí hubo unanimidad por parte de los jueces. Muy, muy, ricos sobre todo la cobertura de fresas y cava. Además tanto el de caramelo como el de fresas estaban rellenos, pero no demasiado para no resultar empalagosos.

Y ahora, la mejor con diferencia (para nosotros) … redoble de tambores … And the winner is …

1. THE HUMMINGBIRD BAKERY

133 Portobello Road (Notting Hill)

hummingbird1

La ubicación es de por si fantástica en Notting Hill (tienen más, pero ese día tocaba Portobello Road). La bakery no es demasiado grande y está decorada con los colores de la marca y un aire más moderno que las anteriores.

¿Y los cupcakes? ¿Qué decir? Esponjosos y suaves y con un frosting en el que apreciaban perfectamente los sabores. Los mejores Red Velvet y Carrot cake que hemos comido hasta la fecha.

No resulta ningún sacrificio ir a Notting Hill, pero si mientras callejeas y entras en sus tiendas y anticuarios vas paladeando un cupcake de The Hummingbird Bakery … de Londres al cielo.

Y como no tuvimos suficiente injesta de azúcar, en otra incursión a Covent Garden Market nos dejamos enganchar por los macarons de Ladurée: Salted carammel, Fresas y Vainilla. En su punto de azúcar, para nada empalagosos y con un relleno estupendo.

Image

Realmente ha sido estupendo ir paseando por Londres y ver “in situ” todas estas bakerys. Cuando llegaba parecía que ya las conocía (el poder de internet). Un lujazo.

Os dejo unas cuantas fotos de cosas diferentes que encontré por Londres: en el Food Hall de Harrods, en Covent Garden o Regents Street. ¡Ah! Y no sólo comí, me dió tiempo a hacer más cosas: compras, museos, paseos …

bastallgeneral11

Brownie rápido (Standby brownie)

IMG_1857

Holaaaa! Vuelta a la normalidad … con lo bien que se estaba de vacaciones!!! La desconexión ha sido taaaaaaan grande que hoy mismo me he dado cuenta que no he publicado nada en todo el mes de agosto. Así que rebuscando, he encontrado este riquísimo brownie extra-rápido que le dedico a mi amiga Silvia, una auténtica forofa de los brownies (Sílvia, prova aquest a veure què et sembla!!!).

Descubrí la receta viendo en Canal Cocina el programa “La cocina fácil de Donna Hay” dónde cocinaba un brownie, que ella llamaba de último recurso (Standby brownies) porque se puede hacer en un momento y sin necesidad de chocolate en tableta, con tener en casa chocolate en polvo hay suficiente y el resultado es muy, muy, bueno. Aunque para mi gusto, donde se ponga un brownie clásico …

BROWNIE RÁPIDO (STANDBY BROWNIE)

  • 150grs de mantequilla
  • 275 grs de azúcar caster o blanquilla muy fina
  • 75 grs de cacao (utilicé Valor)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 huevos
  • 75 grs de harina
  • Frambuesas o cualquier fruta para decorar

IMG_1856

Precalentar el horno a 180ºC.

Forramos un molde rectangular o cuadrado con papel de hornear.

Calentamos en un cazo, la mantequilla con el azúcar y el cacao. Mezclamos bien. Agregamos la vainilla y los huevos y continuamos removiendo hasta que esté bien integrado.

Incorporamos la harina tamizada. Vertemos en un molde y horneamos a 160ºC entre 30 y 35 minutos.

Dejar enfriar dentro del molde y cortar en cuadrados, decorando con azúcar glas y frambuesas.

IMG_1858

Tarta de arándanos, frambuesas y fresas (Blueberry, raspberry and strawberry Pie)

IMG_1937

Crujiente por fuera, tierna y jugosa por dentro y con el punto ácido de los arándanos, esta tarta de arándanos, frambuesas y fresas es deliciosa ya sea tomada como postre o en la merienda.  Se puede comer tal cual sin aderezos de ningún tipo o acompañada de nata montada, helado de vainilla….

IMG_1939

TARTA DE ARÁNDANOS, FRAMBUESAS Y FRESAS (Basada en la receta Blueberry Pie de Martha Stewart)

Pasta brisa

  • 250 gr de harina
  • 125 gr de mantequilla en textura pomada
  • 1 pellizco de sal
  • 2 huevos

Relleno

  • 700 grs de arándanos, frambuesas y fresas
  • 110 grs de azúcar
  • 30 grs de maicena
  • 1 tbsp (15 ml) de zumo de limón
  • 30 grs de mantequilla sin sal
  • 1 tbsp (15 ml) de crema de leche
  • 1 yema de huevo

Pasta brisa: mezclar la mantequilla en textura pomada con los huevos. Añadir poco a poco la harina tamizada con la sal. No amasar en exceso: una vez esté incorporada la harina, dar por finalizado el proceso. Dividir la masa y hacer dos bolas que envolveremos en papel film dejando reposar en la nevera entre 30 minutos y 1 hora.

Enharinar la superficie de trabajo y estirar las masas con un rodillo. Cortar dos discos de la medida del molde a utilizar: uno será la base y el otro la tapa del pie. Forrar el molde con uno de los discos (base y paredes) dejando que sobresalga un poco y refrigerar 30 minutos.

Preparar el relleno mezclando en un bol las frutas con el azúcar, la maicena y el zumo de limón. Rellenar la base refrigerada, amontonando un poco en el centro. Disponer la mantequilla cortada en trocitos encima de las frutas y tapar con el otro disco de pasta brisa. Sellar los laterales con la pasta sobrante de la parte superior y realizar unos cortes en el centro para permitir la salida del vapor. Batir juntas la yema de huevo y la crema de leche y pincelar toda la superficie del pie. Introducir nuevamente en el refrigerador 30 minutos.

Precalentar el horno a 200 º y hornear 30 minutos, bajar la potencia a 170º y continuar la cocción unos 40-50 minutos más, hasta que la masa aumente ligeramente de volumen y empiece a escaparse el jugo de las frutas por los cortes del centro.

Retirar del horno y situar el molde en una rejilla hasta enfriar completamente.

IMG_1959

Clafoutis de cerezas

IMG_2275

Hace un tiempo preparé un clafoutis de fresas y arándanos, pero me quedó el regustillo de hacer el clásico entre los clásicos: el de cerezas. Y no hay más que decir, para celebrar el cumpleaños de mi hermano (Tranqui tete, que te guardo el secreto de la edad!) preparé un clafoutis que quedó con un sabor espectacular, pero ¡por Dios! que alguien invente rápido cómo quitar los huesos de las cerezas sin tener que ir una por una y acabar con las manos pringadísimas y de color rojo sangre. Nada más acabar con mi súplica y cuando ya había deshuesado las cerezas me encontré con esta maravilla en la tienda de Maria Lunarillos. No dejaré pasar ni un día más, mañana mismo me lo pido.

Por lo visto, los legales propietarios de la receta o sea los franceses, no quitan los huesos a las cerezas, alegan que el sabor es mejor y además no se tiñe la tarta de rojo. Pero yo no me veo en una comida familiar dejándote un diente en un descuido o disimulando con ese hueso de cereza en la boca para arriba y para abajo, intentando aprovechar un despiste de los comensales para ponerlo plato.

IMG_2273

Recetas hay muchas, no, lo siguiente. A mí me convenció la que encontré en el blog de Maria Lunarillos por su facilidad y combinación de sabores. Juzgad vosotr@s mism@s.

Como es habitual en mí modifiqué algunas cosas del original, pero mínimamente.

CLAFOUTIS DE CEREZAS

  • 500 g de cerezas
  • 30 g de azúcar moreno
  • 3 huevos
  • 300 ml de leche semi
  • 100 g de azúcar
  • 60 g de mantequilla + un poco más para el molde
  • 50 g de harina de almendras
  • 50 g de harina normal

Precalentar el horno a 150 º.

Lavar las cerezas, secar, quitar el rabito y deshuesar. Reservar.

Enmantequillar un molde de aprox. 27 cms de diámetro y espolvorear el azúcar moreno.

Batir en un bol los huevos con el azúcar hasta que la mezcla esté espumosa y blanquecina.

Derretir la mantequilla en el microondas. No hay que dejar que se caliente demasiado, poner 30 segundos y remover bien. Añadir a la mezcla de huevos y azúcar y después las harinas, removiendo hasta que esté todo bien integrado  y sin grumos. En este punto verter la leche y volver a mezclar bien.

Disponer las cerezas en el molde y añadir la mezcla anterior. Introducir en el horno 50 minutos, aunque los últimos 2-3 minutos podemos utilizar el grill para conseguir un acabado dorado perfecto.

IMG_2270