Red Velvet Bundt Cake de cumpleaños

Los cupcakes Red Velvet son mis favoritos y cuando tuve que decidir que pastel de cumpleaños me hacía pensé en  un Red Velvet a lo grande. Y además en el molde de bundt que me parece una preciosidad. Lástima que los de Nordic Ware  sean un poco caros, porque me los compraría todos.

Bea, de El Rincón de Bea tiene recetas estupendas con bundts, así que seguí la del red velvet. Os la aconsejo, medidas e indicaciones perfectas, como todas sus recetas.

Consta de varias partes: la receta del Red Velvet Bundt, los pasos para hacer buttermilk y también las posibles coberturas:  glaseado y frosting de queso. Cuatro en uno.

Podéis utilizar la misma receta para hacer cupcakes.

RED VELVET BUNDT CAKE

  • 240 ml. aceite de oliva suave
  • 240 ml. buttermilk (puede ser comprado en el supermercado o casero. Al final de la receta os indico cómo hacerlo)
  • 2 huevos XL
  • 2 cucharadas de colorante rojo
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
  • 1 cucharadita de extracto de vainila
  • 3/4 cucharadita sal
  • 1 cucharadita bicarbonato sódico
  • 40 gr. cacao en polvo ( utilizo VALOR)
  • 350 gr. harina todo uso
  • 250 gr. azúcar

Precalentar el horno a 175º.

Engrasar un molde Bundt. Lo podéis hacer con spray engrasante o pincelando todo el molde con aceite, teniendo mucha precaución de no dejar ningún rincón sin untar.

Batir durante aproximadamente 1 minuto a velocidad media el aceite, buttermilk, huevos, colorante, vinagre y extracto de vainilla. Los ingrediente han de quedar bien mezclados.

Tamizar la harina, el azúcar, la sal, el bicarbonato y el cacao en polvo.

Añadir los ingredientes sólidos a los líquidos en tres veces, poco a poco a velocidad baja, para que la masa no se quede grumosa. En el momento en que veamos que están integrados, dejar de batir. No es conveniente un exceso en el batido.

Poner en el molde bundt engrasado y hornear durante aprox. 45 minutos o hasta que al pincharlo con una brocheta salga limpia.

Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla 10 minutos. Pasado este tiempo, desmoldar boca abajo y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Preparación buttermilk

Si no hemos encontrado el buttermilk o preferimos hacerlo casero, la receta que utilizo es la siguiente:

  • Echar 1 cucharada de zumo de limón o vinagre blanco a 250 ml. de leche y dejarla reposar durante 10 minutos a temperatura ambiente.

Tendrá la apariencia de leche cortada o yogur muy líquido. Ésta es la textura correcta. Mezclar y utilizar.

El bundt se puede rellenar/decorar con frosting de queso  y/o con un glaseado que es la opción por la que me decidí.

Preparación glaseado

  • 80 grs. azúcar glas
  • Un poco de agua

Añadir poco a poco agua al azúcar hasta conseguir una textura espesa que distribuiremos por encima del bundt con una cucharita.

Montaje del bundt

Una vez el bundt esté frío, dejar caer la glasa por la parte superior con una cucharita. Quedará como una montaña nevada.

Si no os apetece ni la glasa, ni el frosting, podéis espolvorear con azúcar glas. Es un bizcocho taaaannnn agradecido que queda siempre bien.

Y ñam, ñam … listo para degustar.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s